País de gigantes

De la ballena Gris al bosque de redwoods, ahora si estábamos en el corazón del bosque, aunque los redwoods son bonitos, no me habían cautivado tanto como las sequoias. Ahora pude entender que su encanto es tanto o mayor.

Hay una gran diferencia entre estos dos bosques y es que las sequoias aunque grandes crecen muy separadas, realmente no es un bosque de ellas sin embargo los redwoods crean bosques frondosos e inmensos. Son muchos juntos a donde quiera que uno mire y son aún más altos que las sequoias, su envergadura es menor pero igualmente impresionante. (en la foto busquen el Westfalia en el centro inferior)

No tuvimos la fortuna de dormir en Redwood National Park, es un parque muy famoso y sus reservaciones estaban full desde marzo, al principio nos decepcionamos un poco por haber recorrido tanto camino y no poder dormir en el icónico parque. Hay algo que decidimos y fue relajarnos en el tema de las reservas para poder tener momentos mas variados y realmente hacer lo que queremos en el tiempo y en el espacio, tanta limitación de fechas me chocaba un poco y esta era una de las consecuencias de no tener separado un espacio desde Colombia.

Algo que superamos a 10 mts de terminar el parque, como les contaba hay uno cada 100 mts y este no era tan famoso como Redwood pero tenia los mismos árboles y algo mejor, un huequito donde acomodarnos. Mills creek, nos recibió con los brazos abiertos y una charla de los guarda parques donde nos contaron que sólo sobreviven el 6% de los bosques de gigantes, acá también fueron devastados los bosques al igual que aun pasa en nuestro país, la única forma de protegerlos fue liderada por gente ambientalista que convenció a los rich and famous (ricos y famosos) de donar plata para comprar los territorios y volverlos parques donados al estado. Al poco tiempo se volvió una moda y mucha gente que tenía el dinero y le parecía una gran causa ser recordado por preservar la naturaleza se metió la mano al bolsillo y emprendió una causa noble.

Gracias a estos nobles podemos maravillarnos de los arboles, deberíamos otorgar títulos nobles a nuestros famosos y ricos que compren trozos del amazonas, de los andes y páramos para el bien público y de esta manera ayudar a preservar nuestro país, selva a cambio de nobleza sería genial no creen?.

Tristemente Mills Creek vive su última temporada, será cerrado al público ya que el estado de California no tiene tanto presupuesto para sostener los cientos de parques que tienen, sólo mantendrán abiertos aquellos que mantengan su ocupación todo el año.

Camino a nuestro próximo destino y abandonando el parque manejamos por una  carretera secundaria llamada Hill road, aquí vimos los árboles mas grandes de todo el recorrido. Es el bosque mas tupido y grande de la zona, nos demoramos varias horas pasando entre los árboles admirando su belleza. Crater lake nos esperaba, el volcán que al estallar creo en su cráter una laguna inmensa de aguas azules como el cielo, era demasiado para imaginarlo, teníamos que verlo y aunque lejos porque acá todo es lejos nos mentalizamos para apurar el paso y poder llegar a esta maravilla, sin olvidar que el fin de semana nos esperaba Eugene con su famosos festival Hippie tradicional de la zona.

Siempre hay algo como ya les conté que retrasa nuestro itinerario, esta vez otro río, pasamos por un puente  y abajo otra vez el agua nos llamaba, tomamos una foto y antes de guardar la cámara estaba decidido que nadaríamos en éste charco. Smith river el segundo río mas limpio del país, increíble nadando en aguas tan limpias que se podrían tomar. Armamos almuerzo y pasamos unas cuantas horas en el charco agua marina donde nadaban un grupo de adolecentes que nos recordó Laguna Azul y nos aterró pensar en nuestras niñas con sus amiguitos mas adelante cuando sean adolecentes, un lugar bastante subliminal para generar ideas locas… jeje!!

Oregon, Oregon, ya queríamos cambiar de estado y de paisaje para no entrar en la monotonía de lo mismo, todo tan bonito que queríamos algo diferente aunque no menos bonito.

Ya entrados en la noche aterrizamos en Crater Lake, todo el camino lo vimos imponente a lo lejos con nieve a su alrededor, sin embargo cuando llegamos no se veía nada del volcán , típico de las montañas. Dormimos en el bosque y sorpresivamente el pago del campamento se redujo considerablemente. Oregón tiene igual cantidad de parques que California pero al ser mas lejano no es tan elegante y para el bolsillo es bastante mas económico.
Este estado es mucho más relajado y permite dormir en diferentes lugares sin tanta prohibición, igualmente divino el recorrido y el parque sin tanta indumentaria pero excelente. Los californianos deberían copiarse y seguramente podrían mantener todos sus parques abiertos.

Cráter lake bellísimo, hermoso, colorido un paisaje invernal con contrastes que apenas nuestros ojos lograban enfocar, algo que nunca habíamos visto. Una charla un recorrido, cientos de fotos y nos fuimos para el campamento nuevamente. Un poco heladas las niñas de jugar en la nieve y cansadas fueron el contraste perfecto para noquearlas. Al fin relajados cocinamos y miramos las estrellas con un poco de silencio al haber logrado quedarnos solos. Una bonita noche para recordar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Inicio
Cuenta
0
Carrito
Si
1
Asesoría Personalizada
Hola! ¿Podemos asesorarte?